Caída del Cabello

Caída del cabello

Naturalmente a nosotros se nos caen 100 pelos de la cabeza diariamente, lo cual resulta muy normal, además a la mayoría les tiende a crecer nuevamente.

Sin embargo, a varios hombres y algunas mujeres van perdiendo su cabello con el tiempo, pero el envejecimiento no es la única causa que existe.

Sobre todo, cuando se sufre de ciertas enfermedades, las cuales tienen como secuela la caída del cabello.

Proceso fisiológico

No obstante, cuando empezamos a ver una gran cantidad de cabellos que quedan en el cepillo, en la ducha, en la almohada, nos empezamos a preocupar.

En efecto la caída del cabello es un proceso fisiológico, claro está hasta cierto punto, los pelos de nuestro cuero cabelludo están en distintas fases.

Habitualmente son estas tres fases, unos están en la etapa de crecimiento, otros ya se encuentran estabilizados y luego tenemos los que deben caerse.

Tipos de alopecia

Efectivamente cuando superamos los 100 cabellos al día, es cuando hablamos de la alopecia, la que usualmente conocemos como calvicie.

Notablemente su significado es el mismo, implica la pérdida del cabello, se trata de una enfermedad que afecta a ambos géneros.

De acuerdo con la investigación, existen hasta 6 tipos de alopecia, los cuales son:

  1. Cicatricial.
  2. Alopecia difusa.
  3. Androgénica.
  4. Areata.
  5. Universal.
  6. Alopecia fibrosante.

 Alopecia cicatricial

Así mismo como su nombre lo indica se refiere a la pérdida del cabello producida por una cicatriz.

De allí, debido a la cicatriz o a la herida, sele provocar una destrucción de los folículos pilosos.

Generalmente esto impide que en esa zona haya una nueva aparición de folículos, imposibilitando la aparición del cabello.

 Alopecia difusa

 Desde luego este es uno de los tipos de caída reversible, aunque llegue a ser intensa.

Cabe destacar que la alopecia difusa corresponde a una zona del cuero cabelludo donde el cabello desaparece.

Androgénica

 También conocida como calvicie común, debido a que es la que se presenta con mayor frecuencia a partir de los 50 años.

Ante todo, su origen suele ser genético, aunque en ocasiones puede ser hormonal.

Sin embargo, en el caso femenino, la pérdida del cabello es difusa, debido a que no se llega a perder todo el cabello y en su caso no se dan las “entradas”.

Alopecia areata

De acuerdo con el orden de los más comunes este vendría siendo el segundo, se crea parcialmente, formando unos parches, aunque se puede expandir.

Normalmente este tipo de alopecia desaparece, dándole paso al crecimiento de nuevo cabello, sin embargo, puede haber una recaída.

Generalmente se relaciona con el componente genético o por otro lado con enfermedades autoinmunes como la diabetes, la artritis, etc.

Alopecia universal

Habitualmente produce una calvicie por motivos de una enfermedad autoinmune, la cual afecta a los folículos pilosos impidiendo el crecimiento.

Sencillamente los anticuerpos del paciente agreden al folículo pilosos severamente, logrando eliminarlo en su totalidad.

De hecho, este tipo de alopecia pertenece a la alopecia areata, lo diferencia que este es más agresivo.

Alopecia fibrosante

Esto es conocido también como alopecia frontal, usualmente afecta más a las mujeres que a los hombres, con un origen desconocido.

Sin embargo, se puede asociar a la menopausia, pero sigue habiendo varias incógnitas con respecto a este tipo.

Fundamentalmente esta afecta más que todo a la zona del inicio del cabello, haciendo que crezca cada vez más atrás.

Fill out this field
Fill out this field
Fill out this field
Fill out this field
Caída del cabello

Causas de la pérdida del cabello

Cabe destacar que la pérdida del cabello se da cuando el cabello nuevo no nace para reemplazar el que se ha caído.

En efecto esa pérdida va relacionada con ciertos factores, ya sea uno o varios de ellos, estas son las que lo pueden causar:

  1. Antecedentes familiares.
  2. Peinados y tratamientos.
  3. Medicamentos y radioterapia.
  4. Suceso estresante.
  5. Cambios hormonales / Afecciones médicas.

Desde luego a continuación profundizaremos cada una de estas causas.

Antecedentes familiares

De hecho, esta suele ser una de las causas más comunes, perder el cabello por trastornos hereditarios en el envejecimiento.

Con el objeto de enseñarles, el termino de este trastorno se denomina como alopecia androgénica, que es la calvicie de patrón masculino o femenino.

Generalmente se va produciendo progresivamente, es decir con el pasar del tiempo y en ciertos patrones:

  • En hombres:

Una línea del cabello retrocede y tiene puntos de calvicie.

  • En mujeres:

Se adelgaza el cabello, especialmente a lo largo de la corona del cuero cabelludo.

Peinados y tratamientos

De cualquier manera, usar peinados que jalan demasiado el cabello, como las colas de cabello o las trenzas pegadas al cuero cabelludo, pueden causar perdida.

De nuevo este recibe un nombre especial, el cual es alopecia por atracción; por otra parte, existen tratamientos que también lo provocan.

Por ejemplo, los aceites calientes y las permanentes, en el caso de que queden cicatrices, la pérdida del cabello en esa zona es permanente.

Medicamentos y radioterapia

A propósito, perder el cabello puede llegar a ser un efecto secundario de algún medicamento, como los que se usan para:

  • Tratar el cáncer.
  • La artritis.
  • La depresión.
  • Ciertos medicamentos antiinflamatorios.
  • Problemas cardiacos.
  • La gota.
  • La presión arterial.
  • Algunos retinoides que se usan en dermatología.
  • Los estrógenos o progestágenos.

Además, tenemos el factor de las radioterapias, cuando se pasa por este proceso es probable que el cabello no crezca como antes.

Suceso estresante

Debe suponerse que después de haber pasado por un suceso impactante tanto físico como emocional muchos suelen notar reducción en el grosor del cabello.

Sin embargo, no te preocupes, está perdida del cabello suele tener una duración temporal.

Es normal que no se presente justo en el momento es el que no nos sentimos bien física o emocionalmente, este se puede manifestar meses después.

Cambios hormonales / Afecciones médicas

En consecuencia, a varios tipos de trastornos se puede ver la perdida ya sea temporal o permanente del cabello.

En efecto entre ellos están los cambios hormonales, estos son algunos de ellos:

  • El embarazo.
  • EL trabajo de parto.
  • La menopausia.
  • Los problemas de tiroides.

Dando paso estas enfermedades a la alopecia areata, la cual se relaciona con el sistema inmunitario, también puede ser por infecciones en el cuero, etc.

Tratamientos para frenar la caída

Cabe destacar que el tratamiento depende del tipo de la caída y de las circunstancias en cada caso.

Sin embargo, estos son algunos con los que se han obtenido buenos resultados, antes de nombrarlos quiero recordarlos que consulten un médico:

  1. Para las caídas reacciónales se aconseja el uso de minoxidil en cualquiera de sus presentaciones, tópico u oral.
  2. Para la alopecia androgenética o la alopecia areata encontramos una variedad amplia de tratamientos, la elección depende de cada organismo, por lo cual es mejor apoyarse de una opinión profesional.

¿Cómo prevenir la caída?

 En definitiva, existe una serie de hábitos diarios que nos puedes ayudar con la prevención de la caída del cabello.

Dado el caso quieras ayudar a tu cabello y prevenir su caída, puedes seguir estos hábitos:

  1. Estimula la circulación sanguínea al cepillar el cabello.
  2. Utiliza el shampoo adecuado para tu tipo de cabello al momento del lavarlo.
  3. Elimina las células muertas y favorece la oxigenación con una exfoliación en el cuero cabelludo.
  4. Aliméntate de manera adecuada, de los nutrientes que consumimos solo el 10% llega a nuestro cabello.
  5. Cumple las horas de sueño.
  6. No olvides lavar tu cabello cuando este sucio, los residuos acumulados, hacen que el anclaje del cabello sea más débil.
  7. Usa las planchas y secadores de cabello de una manera adecuada.
  8. Limita las tensiones de cabello.
  9. Asegúrate de conocer si os medicamentos que consumes pueden provocar la caída. 

Remedios naturales

Sin duda alguna, esta es la sección para los amantes y creyentes de los remedios naturales, que podemos hasta hacer en casa.

De cualquier forma, al ser naturales pueden aportar algo bueno a nuestro cabello, por lo menos sabremos que no lo maltratará.

Estos son algunos de los remedios que podríamos poner en práctica:

  • Zumo de remolacha:

Al contener hidratos de carbono, potasio, calcio, proteínas, vitaminas B y C y fósforo, aporta salud capilar; hierve unas hojas de remolacha, tritúralas y mézclalas con henna, esa pasta aplícala en el cuero cabelludo, déjala por 20 minutos y enjuaga.

  • Té verde:

Esta bebida contiene una cantidad de antioxidantes que ayudan con el crecimiento y con el fortalecimiento del cabello, úsalo como tónico después de la ducha, puedes hacerlo una o dos veces por semana.

  • La Cebolla:

Este vegetal ayuda a mejorar la circulación sanguínea en los folículos pilosos, extrae el jugo y aplícalo en la cabeza, dejándolo actuar por 30 minutos, después lo lavas, puedes hacerlo por tres meses, dos veces por semana.

  • Aceite de almendras y de romero:

Con unas gotas de alguno de estos podemos hacer un masaje en el cuero cabelludo, estimulando así el crecimiento del cabello.

  • Aceite de oliva:

De modo similar al anterior aplica unas cuantas gotas y masajea por 15 minutos diariamente, le aporta fortaleza y luce reluciente.

caida del pelo

¿Sabías qué?

 Al indagar acerca de los tipos de alopecia encontramos unos datos curiosos de acuerdo a cada tipo que quizá te pueden interesar:

  • Alopecia androgénica ¿Sabías qué?:

Este tipo de alopecia es la causante de más del 90% de los casos de pérdida de cabello.

  •  Alopecia areata ¿Sabías qué?:

La terapia de plasma rico en plaquetas (PRP) puede ser una de las mejores opciones para aquellos que tengan esta patología.

  • Alopecia fibrosante frontal ¿Sabías qué?:

En la actualidad este tipo de alopecia es calificada como una enfermedad rara, por este motivo no tiene una cura establecida.

  • Alopecia difusa ¿Sabías qué?:

Para este tipo de alopecia los tratamientos más beneficiosos son la mesoterapia nutritiva y el plasma rico en plaquetas.

  •  Alopecia cicatricial ¿Sabías qué?:

La mejor alternativa terapéutica reconstructiva para la alopecia cicatrizante producida por quemaduras, propeinadocesos quirúrgicos, etc. es el trasplante capilar.

  •  Alopecia universal ¿Sabías qué?:

Este tipo de alopecia es una enfermedad autoinmune, el sistema inmunitario ataca las células del propio organismo.

 ¿En qué momento nos preocupamos?

De todos modos, aunque la caída del cabello sea natural y normal, llega un punto en el que debemos darle mayor importancia.

Por ejemplo, cuando es una perdida excesiva de cabello o que se mantiene, inclusive cuando se tiende a poner más fino y débil.

No obstante, estas no son las únicas señales alarmantes, estos son otros factores que deberían preocuparnos y llevarnos a recurrir a un médico:

  1. Cuando la caída del cabello no se limite solo al cuero cabelludo, si no que se acompañe con la pérdida del pelo en las cejas o pestañas.
  2. Cuando al caerse el cabello deja zonas calvas en forma circular.
  3. Cuando la zona que tiene menos cantidad de cabello se acompaña de una comezón o picor.
  4. Cuando la pérdida del cabello afecta directamente a la línea de la implantación frontal.
  5. Cuando notamos un color rojizo o una inflamación en la zona donde se ha perdido el cabello.
  6. Cuando encontramos una zona bien definida sin cabello, simulando una cicatriz.

 

¿Incide el lavado del cabello?

Siempre tendemos a relacionar la cantidad de las veces que lavamos nuestro cabello con la caída del mismo.

Sin embargo, esto no influye en el aumento de la pérdida del cabello, este se debe lavar de acuerdo a las necesidades de cada individuo.

Inclusive en el caso de los que hagan ejercicio pueden lavarlo dos veces al día y no les afectará, por el contrario, el no lavar el cabello si puede afectar.

Falta de vitaminas

Evidentemente al carecer de ciertas vitaminas y oligoelementos puede causar la pérdida del cabello.

Para empezar, todos sabemos que es difícil dar una afirmación generalizada, pero existen cierta vitaminas u oligoelementos en específico que lo pueden provocar.

Sobre todo, el déficit de estas vitaminas y oligoelementos son las que se suelen vincular con la caída del cabello:

  • Hierro.
  • El ácido fólico.
  • Biotina.
  • La vitamina D.
  • Vitamina B6.
  • La vitamina B12.
  • El magnesio.
  • El zinc.
  • El Cobre.

Oligoelementos

No cabe duda de que esta es una de las palabras que no solemos escuchar en nuestro día a día.

Por esta razón me gustaría explicarles lo que es, los oligoelementos son sustancias químicas que son fundamentales.

Especialmente para lograr un funcionamiento óptimo del organismo, además intervienen en el metabolismo.

Elementos externos

Por supuesto muchos hemos recurrido a los parabenos, los tintes de cabello con amoniaco y los elementos conductores de calor.

Permítanme explicarle porque saco a relucir estos elementos, estos suelen debilitar la estructura capilar, volviendo al cabello más quebradizo y débil.

Es por esto que usar estos elementos con bastante frecuencia, pueden dar la sensación de que la pérdida del cabello.

Menú